Banner del proyecto de censos

Apellidos e idiomas

Hasta ahora nos hemos limitado a utilizar ejemplos en lengua castellana, la más conocida y hablada en Aragón, pero debe tenerse en cuenta la gran riqueza idiomática de nuestra Comunidad, no sólo en el momento actual (ya que en Aragón se hablan actualmente tres lenguas, castellano, aragonés y catalán) sino también desde un punto de vista histórico, ya que en Aragón se han hablado históricamente varios idiomas, y cada uno de ellos ha dejado rastros en el sistema de apellidos aragonés, bien sea directamente, bien a través de topónimos, nombres propios, etc. Ello ha llevado a una situación de gran riqueza y complejidad en dicho sistema, uno de los más variados de nuestro entorno, y que reclama a gritos un estudio profundo y riguroso.

Así, tenemos apellidos de origen celta, como por ejemplo Berdún, un apellido toponímico derivado del pueblo homónimo en la cuenca del río Aragón. El aporte celta es especialmente importante en el sistema de apellidos aragonés, y se encuentra sistemáticamente minusvalorado por la mayoría de autores, poco conocedores de la etimología de topónimos y apellidos aragoneses.

Igualmente, existen apellidos cuya etimología puede explicarse a través de la lengua vasca, bien porque procedan directamente del vasco, bien por proceder de lenguas hermanas del mismo que pudieron hablarse en su momento en nuestra Comunidad. Hay que tener igualmente en cuenta la constante inmigración de elementos procedentes de nuestra vecina Navarra o del propio País Vasco, que llegan a Aragón a veces llevando ya sus propios apellidos, pero a veces también llevando únicamente la lengua, ya que llegan en momentos en los que los apellidos aún no se han formado. Se trata de apellidos como Goicoechea, Aguirre, Gamboa, etc.

Es indudable que existen apellidos derivados de la lengua íbera y de otras posibles lenguas prerromanas aún poco conocidas o incluso totalmente desconocidas, pero los escasos conocimientos de la lingüística aragonesa prerromana no nos permiten por el momento hacer una relación de los mismos.

El gran aporte lingüístico a Aragón es el latino, especialmente por el hecho de que se encuentra en la raíz de todas las lenguas hoy en día habladas en nuestra Comunidad. Por ese motivo, la mayoría de apellidos aragoneses beben de esta fuente. Hay sin embargo que hacer una mención especial al hecho de que a veces la lengua romana tiene influencias de otras lenguas, como diversas lenguas célticas habladas en la península italiana o la lengua estrusca, que igualmente han podido dejar rastros en el sistema de apellidos aragonés. Se trata de apellidos como Aparicio, Murillo, Cortés, etc.

Otra influencia procede indirectamente de Roma, y es el aporte griego, ya que la lengua griega fue no sólo la lengua propia de algunas comunidades del sur de Italia, sino que también era considerada como la lengua de mayor prestigio cultural en ciertos momentos de la Historia de Roma. También hallamos apellidos de origen griego llegados a Aragón a través del cristianismo, especialmente como apellidos patronímicos derivados de nombres de bautismo (como Andrés o Teodoro).

Siguiendo el devenir histórico, las invasiones germánicas aportan también algunos apellidos, especialmente a través de la misma vía de apellidos patronímicos citada en el párrafo anterior. Son apellidos como Rodríguez o Fernández, tan conocidos, o Bernal, tan aragonés.

Un aporte igualmente destacable es el procedente de la lengua árabe, con influencias sirias, egipcias, norteafricanas o nabateas, ya que lo que llamamos invasiones árabes en realidad movilizaron a gentes de distintas etnias, pero con el nexo común de haberse convertido al Islam. Son apellidos como Almunia, Calatayud o Alférez.

También es de destacar el aporte hebraico, especialmente a través de nombres propios de bautismo, llegado a través de la Iglesia Católica en su mayor parte. Apellidos como Manuel o Gabriel son dos ejemplos.

Con la diferenciación de la lengua latina vulgar en varios idiomas, aparecen los apellidos generados a partir del aragonés, el castellano, el catalán, el occitano o el francés. Incluso apellidos de origen italiano han tenido o tienen presencia en Aragón.

Así, son derivados de la lengua aragonesa apellidos como Cosculluela o Frago; se forman en la lengua catalana apellidos como Puig o Miquel; y proceden de la lengua castellana la mayoría de todos los apellidos que hemos ido citando.

Y, para terminar, debe tenerse en cuenta la posible llegada de otros apellidos con otros orígenes lingüísticos, procedentes de alguna de las inmigraciones por motivos sociales o políticos llegadas a Aragón en distintos momentos históricos. A destacar la fuerte inmigración de los últimos años en Aragón, que está haciendo aparecer en nuestra tierra a gentes venidas de prácticamente todas partes, y que están incorporando nuevos apellidos a la antronimia (o sistema de apellidos) aragonesa.

Todo ello hace que a veces nos resulte muy difícil poder asegurar con total certidumbre la etimología de todos y cada uno de los apellidos aragoneses, ya que a la gran variedad de posibles orígenes, expresados a la vez en varios posibles idiomas, debe añadirse la posibilidad de un fenómeno bastante frecuente, como es la traducción directa o la adaptación de los apellidos. Así, un Ferrer catalán puede ver perfectamente convertido su nombre en un Herrero cuando se instala en zonas de lengua castellana, o viceversa. Un apellido como el catalán Junyent puede convertirse con facilidad en el apellido aragonés Suñén, etc.

Igualmente, en muchas ocasiones son posibles, al menos en forma teórica, varios orígenes para un mismo apellido, y sólo una cuidadosa y larga investigación histórica y filológica sobre dicho apellido puede despejar la duda.

En cualquier caso, el campo de la etimología de los apellidos aragoneses es, por ahora, un campo de trabajo muy poco estudiado, y necesitaría de muchos aportes antes de poderse hacer un estudio lo suficientemente amplio. Como en el resto de España, parte de la responsabilidad por el hasta ahora nulo avance de la etimología de los apellidos obedece a un respeto casi reverencial por antiguos genealogistas, representantes de la más pura Prehistoria de nuestra ciencia genealógica, que se limitaban a dar etimologías fantasiosas carentes de la más mínima verosimilitud, con el fin de dar mayor lustre y grandeza a los apellidos, llegando a citar como antepasados a los profetas, a Noé o al mismo Adán, por no hablar incluso de serpientes, sirenas y animales fabulosos. Lo triste es que hasta hoy mismo son plenamente aceptadas por algunos. Hasta que no pongamos en su lugar estas etimologías fantásticas no lograremos que el conjunto de la sociedad entienda el carácter puramente histórico de la Genealogía.

<< Anterior Índice Siguiente>>

5 Responses to “Apellidos e idiomas”
  1. monica abadia says:

    Buen día ! Estoy tratando de identificar donde nació mi Abuelo Tomas Abadía nacido el día 21/12/1903 hijo de Venancio Abadía y Rosario Marsellan me dicen que nació en Aragón y quiero ir a conocer donde . Me podrán ayudar ? Muchas gracias !!’ Saludos desde Buenos Aires, Argentina
    Monica Abadía

  2. Cramos says:

    Buenos días María Eugenia, en la siguiente dirección puedes buscar en los Censos de Aragón que Aragongen ha transcrito y ha puesto a disposición de los interesados: http://www.aragongen.org/public/buscar-persona.php

    También existen listas y grupos de aficionados a la genealogía que seguramente podrían ayudarte. Como por ejemplo:

    – Lista aragongen en Yahoo (http://es.groups.yahoo.com/group/aragongen/)
    – Lista de Aragón Historia, Genealogía y Cultura en Yahoo
    (http://es.groups.yahoo.com/group/Aragon_Historia_Genealogia_Cultura/)

    Saludos.

  3. Maria Eugenia Torres says:

    Por estar trabajando en mi arbol genealogico, necesito datos de nacimiento y matrimonio de mis antepasados, nacidos en Calmarza a mediados del 1800:

    – Apolonia (Polonia) Cebolla Dominguez, nacida aproximadamente en 1849, hija de Manuel Cebolla y Maria Dominguez. (fallecida en Argentina en 1905)

    Por datos censales de Argentina Apolonia Cebolla Dominguez se habria casado aprox. en 1872, con mi disabuelo paterno Manuel Torres Puyuelo (1849, Zaragoza), padre de mi abuelo paterno, Luciano Torres Cebolla (8 enero 1885, Zaragoza)

    Y si tuvieran algun otro dato que me permita ampliar el arbol en forma horizontal o vertical, se los agradeceria.

    Tienen alguna informacion del origen del apellido Cebolla?.

    Muchas gracias

  4. Paco Alos says:

    Alguien sabe el origen del,apellido Barduzal?

  5. Javier Otin says:

    Llevo unos meses investigando mi apellido, Otín. Somos de Sanguesa, Navarra. He llegado hasta el año 1733. Es decir, desde esa fecha hasta la actualidad he podido encadenar las nueve generaciones de Otín. Resulta que el apellido Otín llega a Sanguesa cuando un tal Miguel Otín Graja, nacido en Murillo de Gállego (calculo que entre 1700 y 1708) se casa con María Fatas Chavarne, nacida en Sanguesa. Se casan en Sanguesa el 14-01-1733. Tienen 6 hijos, todos nacidos en Sanguesa y a partir de ahí el apellido Otín se establece en Sanguesa.
    Los padres de Miguel Otín Graja son Miguel Otín y Josefa Graja, ambos nacidos en Murillo de Gállego (calculo que entre los años 1670 y 1680). Tengo entendido que Murillo de Gállego pertenece civilmente a Zaragoza pero eclesiásticamente pertenece a Huesca, a la diócesis de Jaca. También acabo de encontrarme hace unos días con otro Miguel Otín, nacido en 1720 en Bolea, Huesca.
    Mis preguntas son:
    1.- ¿Existen, se conservan, en algún lugar partidas de bautismo de los pueblos de Murillo de Gállego y de Bolea de esos años?
    2.- ¿Dónde están?
    3.-¿Cómo se puede acceder a esa información?
    Le agradecería cualquier tipo de información para poder llegar al apellido Otín de principios del siglo XVIII y entrar en el siglo XVII y XVI, si es posible.
    Le saluda atentamente
    Javier Otín
    Madrid

  6.  
Leave a Reply


AragónGen, 2015