Banner del proyecto de censos

Tipos de apellidos

Intentaremos hacer una clasificación de la tipología de los apellidos.

En primer lugar, existe un grupo de apellidos que tienen origen patronímico, es decir, que derivan de nombres propios. Puede tratarse bien del nombre del padre, bien del nombre del señor (para el caso de los siervos) o patrono. Habitualmente se suele incluir únicamente en este grupo a los conocidos apellidos con terminación en –ez, indicativo de filiación, como Rodríguez, Martínez, Fernández, Hernández o Pérez, o Muñoz, pero debe añadirse igualmente a los apellidos que no son sino la mera trascripción de un nombre de bautismo, como García (en su origen un mero nombre de pila), Felipe, Andrés o Pedro.

En este grupo debe hacerse una mención especial de un apellido muy profundamente aragonés, como es el caso de Garcés. Garcés es, efectivamente, un apellido patronímico muy abundante en Aragón y Navarra, y significa “hijo de García”.

Existe un segundo grupo de apellidos, que son los llamados toponímicos, por derivar de un topónimo o nombre de lugar. Son apellidos como Zaragoza, Huesca, Teruel, Egea, Alagón, Zuera o tantos otros.

Dentro de los apellidos toponímicos, debe hacerse una distinción, para hablar de los llamados topónimos mayores y los topónimos menores. Los topónimos mayores son los correspondientes a una ciudad, villa, pueblo o aldea (todos los citados en el párrafo anterior), pero también los relativos a accidentes orográficos, como ríos (Gállego, por ejemplo) o montañas.

Los topónimos menores son aquellos que no poseen un nombre concreto, pero están referidos a accidentes geográficos. Son apellidos como Ríos, Montaña, Puerta, Murillo (pequeño muro o muralla), Alameda, Cosculluela (pequeña coscoja), etc. Una parte de los estudiosos incluyen entre los apellidos toponímicos procedentes de topónimos menores a aquellos que derivan de nombres de partidas o zonas de un pueblo, con lo que incluyen entre los apellidos toponímicos a muchos apellidos que nosotros consideraremos por separado.

El tercer grupo de apellidos, muy relacionado con los apellidos toponímicos, es el de los apellidos gentilicios, que son también indicativos de origen geográfico, aunque especialmente en sentido étnico: Francés, Gascón, Catalán, Soriano, Navarro…

Un cuarto grupo de apellidos son los apellidos teonímicos, es decir, procedentes del nombre de una divinidad. Podemos citar apellidos de origen cristiano como de Dios, Santamaría, Sanclemente, etc…

El quinto tipo de apellidos, muy relacionados con el anterior, son los apellidos que se supone que atraen la suerte a su portador, y suelen estar relacionados con la religión, especialmente con la cristiana. Son apellidos como los mismos Santamaría o Sanclemente, pero también otros como Buenafuente, Jordán (alusión al bautismo de Jesús en el río Jordán), etc.

Un sexto tipo de apellidos corresponde a los apellidos que se refieren a una profesión u oficio, como es el caso de Herrero, Pastor, Carretero, pero también de otros como Laforja, Lalanza, etc.

Existe igualmente un séptimo grupo, que se corresponde a los apellidos relativos a animales o plantas, que suelen ser una simple referencia encubierta al oficio: Cordera, Buey, Pimienta, etc. Para algunos autores, este grupo forma un subgrupo junto a los apellidos referidos a oficios, mientras que otros distinguen dos grupos para los apellidos que se relacionan con plantas o animales. Igualmente, algunos autores relacionan los nombres de animales y plantas con apellidos procedentes de topónimos menores, como hemos comentado más arriba.

El octavo grupo corresponde a los apellidos que nos hablan de características físicas o morales de la persona. Se trata de apellidos como Moreno, Calvo, Rubio, Gordo, Feo, Guerrero (en el sentido de persona combativa), Batalla, etc.

Existe un noveno grupo, que serviría como cajón de sastre residual para todos los apellidos de orígenes distintos o desconocidos, y que englobaría a relativamente pocos apellidos, en el caso de que llegásemos a descubrir la etimología de todos los apellidos.

Para terminar, existen minúsculos grupos de apellidos, en los que en esta breve introducción no nos detendremos, pero que vamos a citar en forma no exhaustiva: apellidos referentes al mes de nacimiento, o relativos a circunstancias del nacimiento, o de lazos de parentesco, etc.

Tras analizar los diversos tipos de apellidos, debe tenerse en cuenta que las explicaciones sobre los apellidos son sólo aproximaciones. Por ejemplo, el apellido Zaragoza no necesariamente significa que el antepasado del portador del apellido naciese o viviese en Zaragoza. Puede significar, por ejemplo, que fuese una persona que siempre hablase de viajar a Zaragoza.

El apellido Pastor no necesariamente significa que un antepasado fuese pastor, tal vez simplemente vivía al lado del verdadero pastor, o tenía pastos arrendados a los pastores.

Apellidos como Gordo, Feo, Calvo, etc, no necesariamente indican que uno de sus portadores lo fuese. Tal vez se tratase únicamente de un mote sin ninguna relación directa con su aspecto físico o moral.

<< Anterior Índice Siguiente>>

9 Responses to “Tipos de apellidos”
  1. wily coveña says:

    quiero cuabntos nombres hay en el mundo

  2. Gonzalo says:

    Buenos días Wily, la respuesta es muy facil, en terminos humanos se podría decir que infinitos.
    Los apellidos se podría intentar contarlos y ya sería largo, pero los nombres teniendo en cuenta que hoy se ponen nombres de cosas a las personas se podría decir que son infinitos.

  3. Pedro M says:

    en cual clasificarías al apellido Morales?

  4. gvazquez says:

    Buenas tardes Pedro:
    Aunque lo más sencillo sería clasificarlo como relacionado con cualidades físicas o morales de la persona, también se podría definir como toponímico, en España hay al menos una docena de pueblos que se llaman así.
    La verdadera clasificación para cada apellido la daría una investigación en profundidad de cada caso.
    Recibe un saludo.
    Gonzalo Vázquez de Lajudie.
    Secretario de Aragongen.

  5. Antonio González Asensio says:

    Igual que patronímico deriva del nombre propio del padre o señor (caso de siervos) . Toponímico para apellidos por nombre del lugar. Teonímicos procedentes de nombres de una divinidad. ¿Que nombre reciben los apellidos procedentes de un oficio?

  6. Gonzalo says:

    Buenas tardes Antonio:
    Pues he buscado una solución y no la encuentro. Si seguimos la regla de formación sería “laborímicos” pero no encontrarás nada parecido.
    Un saludo.
    Gonzalo Vázquez de Lajudie.
    Secretario de Aragongen.

  7. Janine Biel says:

    Me gustaria saber de donde esta la origne del apellido BIEL, mis abuelos son des Montalban provincie de Teruel
    Gracias. Janine

  8. Pedro says:

    Hola, me gustaría saber qué tipo de apellido es “Urmente” que, por lo que he investigado sólo se localiza en Daroca.

  9. Adriana says:

    Me apellido Invierno. Me gustaría saber más sobre su origen. Muchas gracias.

  10.  
Leave a Reply


two × 9 =


AragónGen, 2012